Adiós a Daft Punk, los robots más humanos

Daft Punk se separan. Así lo anunciaban el pasado lunes a través de un vídeo en YouTube, “Epilogue”, que parece que es parte del material que grabaron para su película “Electroma” (2006), y en la que los artistas fueron interpretados por los actores Peter Hurteau y Michael Reich. 

Un final que, después de 28 años de carrera y 5 álbumes de estudio (incluimos también la banda sonora de “Tron: Legacy”) nos deja un poco fríos, aunque encaja con los robóticos personajes tras los que se escondían. El hermetismo en el que se mantenía el dúo francés hizo que siempre estuviesen rodeados de rumores, entre ellos el de una nueva gira en 2017 o la publicación de un nuevo disco que sería la banda sonora de la próxima película de Darío Argento, “Occhiali Neri”. La realidad es que Daft Punk publicaron su último trabajo en 2013, “Random Access Memories”. Este disco, con colaboraciones de Giorgio Moroder, Pharrell Williams, Nile Rodgers o Julian Casablancas, les valió 5 premios Grammy, entre ellos a Disco del Año, Mejor Disco de Electrónica o Grabación del Año, por “Get Lucky”, y supuso el espaldarazo definitivo de toda la industria a Daft Punk.

Nunca se prodigaron en los escenarios. La escasez de conciertos que daban no hizo más que alimentar su leyenda. Apenas constan dos giras de la banda en toda su carrera, Daftendirektour (1997) y Alive 2006/07. Curiosamente, en la gira Daftendirektour el dúo todavía no se había puesto el casco, y el fotógrafo Ramiro E tomó varias fotografías de Daft Punk desenmascarados en un club de Madrid (según la Wikipedia, la sala Aqualung), que podéis ver aquí e incluso comprar en esta web.

Alive 2006/07 fue su gran gira a nivel internacional, que abrieron con su espectacular concierto en el festival Coachella. Aquel espectáculo lo cambió todo para la música electrónica, y desde entonces todos los dj’s han buscado montar cada vez un escenario más espectacular, aunque, honestamente, nadie lo ha logrado. 

Adiós a Daft Punk, el fin de una era

Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter formaban junto a Laurent Brancowitz (actualmente en la banda Phoenix) un grupo de rock llamado Darlin’. Tras la separación del grupo, el dúo comenzó a interesarse por la música electrónica y a meterse en el mundo de las raves y los dj’s de los 90. En 1995 publicaron el single “Da Funk”, que les daría a conocer. Dos años después llegaría su debut, “Homework” (1997), que incluía hits tan contagiosos como “Around the World”. Con un brillante videoclip dirigido por Michel Gondry, la canción fue un éxito en las pistas de baile y dio a conocer a Daft Punk a nivel internacional.

Ya en pleno siglo XXI, el dúo francés publicaba “Discovery” (2001), que no hizo sino confirmar que Daft Punk se convertirían en un grupo clave de la música electrónica. “Harder, Better, Faster, Stronger”, “Aerodynamic”, “Something About Us” o la archiconocida “One More Time” catapultarían a los franceses a la fama mundial. Es en esta época en la que comienzan a ser fotografiados con sus célebres cascos robóticos.

Pese a éxitos como “Technologic” o “Robot Rock”, “Human After All” (2005) no fue acogido entre público y crítica como se esperaba. Sin embargo, la gira en directo Alive 2006/2007 lo cambió todo. Las canciones del álbum adquirieron un nuevo sentido y una nueva dimensión con el espectáculo en directo, y todos se rindieron ante la puesta en escena de Daft Punk.

Ocho años hubo que esperar para escuchar “Random Access Memories” (2013), en el que se rodearon de colaboradores como Paul Williams (el malo de “El fantasma del paraíso”, película de Brian De Palma de la que el dúo tomó la idea del casco), Pharrell Williams, Julian Casablancas o Nile Rodgers. Con él llegó el hit mayúsculo “Get Lucky”, “Lose Yourself to Dance” o “Instant Crush”. Aquel disco fue el canto de cisne de la banda, una colección de canciones con las que nos recordaron que, aunque robots, eran humanos después de todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *