O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La noche de la Iguana

El cierre de O Son do Camiño 2019 llegaba con dos grandes protagonistas antagónicos: por un lado, una leyenda del rock como Iggy Pop y, por el otro, probablemente el dj de música electrónica más popular a nivel internacional, David Guetta. Eso sí, tampoco debemos olvidar el tirón de la gran banda española de indie para las masas, Vetusta Morla. Estos artistas, y quizás también el hecho de tratarse de un sábado, fueron los primeros en lograr agotar todas las entradas para el último día de O Son do Camiño con tres meses de antelación (pocos días después de agotarse los abonos).

Ajenos al evidente postureo de buena parte del público del festival (todos querían presumir del “yo estuve allí” por redes sociales, a veces más que centrarse en los conciertos), decidimos escoger bien nuestras batallas de cara al gran final: Iggy Pop, The Hives y Vetusta Morla iban a ser nuestros objetivos.

Cuando llegamos, Familia Caamagno habían congregado a las masas (uno de los conciertos más multitudinarios del Escenario Galicia), que coreaban sus canciones. Nosotros, en cambio, nos acercamos al Escenario Estrella Galicia para tomar posiciones en el concierto de The Hives.

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

Si has tenido ocasión de verles alguna vez, sabrás que The Hives en directo son puro fuego. Los suecos salieron al escenario a por todas, con el carismático y juguetón Pelle Almqvist saludando al público gallego: “¡Hola, mis amigos ‘galicianos’!”. Con el recién acuñado gentilicio, los suecos ya empezaban a ganarse nuestra simpatía. La frenética “Come On!” daba el pistoletazo de salida a un concierto que lo tuvo todo: diversión, complicidad y mucho rock. Pese a que llevaban ya 7 años sin publicar nuevo álbum, desde “Lex Hives” (2012), los suecos presentaron alguno de los temas de su próximo trabajo, como “I’m Alive”. Almqvist no paraba de moverse de un lado a otro del escenario, bajándose en varias ocasiones para cantar directamente entre el público. No faltaron por supuesto “Hate To Say I Told You So”, “Walk Idiot Walk” o el final con “Tick Tick Boom”, sin olvidar ese momento del show en el que la banda parece congelarse (y ya lo hacían antes de que se inventase el “mannequin challenge”).

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

Merecía la pena vivir de cerca un directo como ése. Pelle Alqmvist, incansable, no dejó de animar al público, pedir aplausos y chapurrear español. Fue uno de los grandes conciertos de esta edición y el público (fans y no fans) quedó encantado. No nos extraña que esté considerada una de las mejores bandas de rock en directo del mundo.

View this post on Instagram

#hesback #chrisdangerous #thisisrocknrolldrumming

A post shared by The Hives (@thehives) on

En lugar de desplazarnos a ver a Full y volver a vernos relegados a ese lado izquierdo del Escenario Estrella Galicia (la enorme grúa con cámara acaba perjudicando enormemente la visión de los conciertos tanto desde cerca como desde lejos), optamos por mantener un buen lugar desde el que ver a Vetusta Morla.

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

No recuerdo ya cuántas veces he visto a Vetusta Morla en directo, pero hay algo que sí tengo muy claro: nunca defraudan. Sí que era la primera vez que les veía presentando “Mismo Sitio, Distinto Lugar” (2017), con una gigantesca puesta en escena con proyecciones. Un montaje que da una idea de los miles de personas que llenan todos y cada uno de sus conciertos. La entrega de la banda sigue siendo la misma.

“Deséame Suerte”, “Te Lo Digo a Ti”, “Cuarteles de Invierno” o “Consejo de Sabios” fueron calentando motores. Sí me sorprendió que no tardase en llegar “Copenhague”, uno de sus mayores himnos, que antes solían reservar para el final. Pronto volvieron a canciones más recientes como la preciosa “23 de Junio”, sin dejar de lado temas de siempre como “Maldita Dulzura” o “Golpe Maestro”. Pucho bajó y cantó entre el público “Mapas”, para sorpresa de los que ocupaban las primeras filas. Echaron la vista atrás con “Valiente” o “Sálvese Quien Pueda”, para luego celebrar la “Fiesta Mayor” o abordar la tremenda “El Hombre del Saco”. En “Déjalo Girar”, Pucho volvía a sorprendernos introduciendo estrofas de canciones de artistas que estaban en el festival como “Turnedo” de Iván Ferreiro o “Fuego en la Radio” de Kitai. El final, épico, llegaba con la grandiosa “Los Días Raros”, una de las joyas de su repertorio que en directo siempre suena gigante.

Se me acaban los adjetivos. Pueden gustarte o no, pero lo que han logrado Vetusta Morla no dejará de ser asombroso. Han crecido tanto que ya poco importa que se puedan quedar fuera del setlist “Un Día en el Mundo”, “Saharabbey Road” o “La Cuadratura del Círculo”, por citar sólo unas pocas canciones que hace años parecían inamovibles. Su directo sigue estando lleno de energía como el primer día y siempre ofrecen algo nuevo. Enormes.

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

Al parecer, viendo las gigantescas colas de los puestos de comida, parece que no fuimos los únicos a los que se nos ocurrió ir a cenar durante el concierto de Bad Gyal. Aún así, la artista congregó a un numeroso público ante el que hizo despliegue de bailes y uso y abuso de auto-tune. Ante tal espectáculo y con la imposibilidad de comer antes de que empezase el siguiente concierto, dimos vuelta para coger buen sitio desde el que ver a una de las joyas del cartel.

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

Iggy Pop es un superviviente. Uno de los últimos de una generación que sentó las bases del rock tal y como lo conocemos hoy en día, que compartió fiestas y escenarios con David Bowie o Lou Reed. Sobre las tablas, su demacrada figura es una declaración de principios: a mis 72 años sigo vivo, sigo en pie y no voy a dejar de hacer lo que he hecho siempre. Un comienzo por todo lo alto, con “I Wanna Be Your Dog” y “Gimme Danger”, ambas de The Stooges, demostraba que Pop sigue irreductible y conserva su poderosa voz. A estas alturas, sólo un grande es capaz de despachar una a continuación de otra “The Passenger” y “Lust for Life”, dos himnos incontestables con los que se ganó definitivamente al público. Me sorprendió que no cayese ningún tema de “Post Pop Depression” (2016), su último disco, pero nada que objetar. “Some Weird Sin” o la mítica “Search and Destroy” fueron algunas de las perlas que nos dejó Iggy junto a una banda de rock que sonaba de lujo. Hubo tiempo también para versionar “The Jean Genie”, de su gran amigo Bowie, e inspirada en el propio Iggy.

Pese a la cojera que arrastra desde hace años, Iggy tampoco dejó de bajar a saludar a los allí presentes y darse el paseíllo volviendo victorioso con el puño en alto. El final llegaba con “Nightclubbing” y “Sixteen”, e Iggy animando a los miles de personas allí presentes y agitando los brazos.

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

La Iguana volvió a demostrar que está en una excelente forma (los años se notan en lo físico, pero no en su voz) y fue un regalo poder verle en directo en Santiago. Uno de los mejores conciertos del festival, de lejos.

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

David Guetta era otro de los cabezas de cartel del festival. Como era de esperar, hubo confeti y pirotecnia en una sesión de música de baile que incluyó tanto canciones propias como “Titanium” o “Love Is Gone”, como temas más recientes (“Bury a Friend”, de Billie Eilish) o infalibles para la pista de baile (“One More Time”, de Daft Punk, “Hey Boy Hey Girl”, de The Chemical Brothers), sin dejarse clásicos como el “Bohemian Rhapsody” de Queen. Como entretenimiento y sesión de música de baile para el fin de fiesta, nada que objetar. Ahora, como actuación en directo me pareció bastante pobre, más si tenemos en cuenta el astronómico caché del dj (las informaciones apuntan en torno a los 180.000 euros en 2018, lo que equivaldría más o menos a los 2.000 euros por minuto en una sesión de hora y media).

O Son do Camiño 2019 (sábado 15): La Noche de la Iguana

La segunda edición de O Son do Camiño confirma que el festival ha llegado para quedarse. Es la primera vez que un evento musical de estas características se mantiene y repite en el Monte do Gozo, una ubicación privilegiada. Se ha mejorado en ciertos aspectos (el transporte, por ejemplo), pero no estaría de más una zona habilitada para comer con bancos (bastaría con hacerles un sitio en la zona de food trucks).

El ecléctico cartel ha vuelto a traer a miles de personas a Santiago, y ya empieza a generar cierto apego al festival más allá de su cartel, por el buen ambiente y el entorno natural en el que se celebra. Algunos ya empiezan a darle vueltas a quienes podrían estar en la próxima edición: ¿sería cierto aquel intento de traer a Coldplay? ¿Estaríamos más cerca si hablamos de Foo Fighters? Sea como fuere, todos queremos volver al Monte do Gozo. Empieza a pasarnos como a los peregrinos, que dicen que quien hace el camino de Santiago, repite. Los que van a O Son do Camiño, también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Juan José Conde Fernández .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://plusdominios.net/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.